Regreso al futuro, ¿moda o culto?

Como todos sabréis ya de sobra, el pasado 21 de octubre se produjo el acontecimiento más esperado del 2015: Marty McFly viajó hasta nuestro presente para salvar a su hijo en Regreso al futuro II, coincidiendo además con el 30 aniversario de la primera película de la saga. Hasta aquí supongo que no habré contado nada nuevo, de hecho, lo más seguro es que muchos de vosotros (si no la mayoría) estéis cansados, saturados de haber leído la noticia en todos los medios de comunicación y diversas redes sociales. Vuestros amigos de Facebook y usuarios seguidos en Twitter habrán publicado multitud de enlaces al respecto: GIFs, chistes, informaciones… Sin embargo, ¿cuántos de ellos habrán visto realmente la trilogía?, es más, ¿cuántos habrán visto siquiera la primera película?

Fecha del viaje en Regreso al Futuro 2 | PuplarScience

Fecha del viaje en Regreso al Futuro II | PopularScience

Ese es el tema en el que quiero ahondar en esta primera publicación: ¿se trata de la expresión de una emoción contenida por parte de todos los fans incondicionales de la saga o un ejemplo más de la inercia de las masas en los soportes digitales? Está claro que Regreso al futuro es una de las más famosas trilogías y paradigma del cine de ciencia ficción futurista, por lo que habrá sido vista por millones y millones de personas en todo el mundo, número que se incrementa cada año (ya que las cadenas de televisión, por lo menos en España, se empeñan en repetir los mismos contenidos una y otra vez). Pero también hay que tener en cuenta que la primera película de la saga fue estrenada por primera vez en 1985, y que los gustos y hábitos en el consumo de cine y contenido audiovisual en general, han cambiado mucho desde entonces (no voy a decir que han evolucionado porque en algunos casos no tengo muy claro si se trata de una evolución o de un retroceso). Esto quiere decir que sus fans, aquellos que la convirtieron en una película de culto, actualmente tendrán, de media, unos 40-50 años, si bien es cierto que, como suele suceder con los productos cinematográficos, existe un importante componente de legado generacional, siendo también bastantes las personas de entre 20 y 30 años que, posiblemente gracias a sus padres, se han convertido en devotos de estas películas que constituyen verdaderas obras del Séptimo Arte.

Por supuesto que existen excepciones, y no estoy diciendo que todo aquel que haya nacido después de los años 90 no pueda ser fan de la saga, pero creo que no me equivoco al afirmar que muchos de los que estos días han proclamado su felicidad por todas las redes sociales ante la esperada llegada de McFly, no sepan ni quién es. O puede que lo sepan, pero ni de lejos sientan la admiración que procesan de cara al público, sino que se trata, una vez más, de un intento de seguir al rebaño. No entro en si este comportamiento es bueno o malo, si se puede entender como una acción un tanto hipócrita o si es algo que carece de importancia. Lo que sí quiero remarcar es la importancia de estar informados a la hora de hablar de algo, tanto para decir si es bueno como si es malo. Que no vale con oír hablar a todo el mundo de una saga que ha pasado a la historia y que ha levantado pasiones, también contemporáneas, allá donde ha llegado y asumir automáticamente que es lo mejor de su género, y más cuando es una trilogía que merece la pena ver y comprobar que, efectivamente, está al nivel que la cultura popular le ha otorgado.

Para aquellos que se sientan aludidos, aquí tenéis unos cuantos datos que deberíais conocer sobre la mencionada trilogía:

  • Es una producción estadounidense dirigida por Robert Zemeckis.
  • Sus protagonistas son Michael J. Fox y Christopher Lloyd. El primero, posteriormente, ha trabajado en películas como Teen Wolf  Corazones de hierro, pero sobre todo, se ha dedicado a la pequeña pantalla, con series como Spin City y la actual The good wife. El segundo ha aparecido en películas como ¿Quién engañó a Roger Rabbit? La familia Adams. 
  • La primera entrega estuvo nominada en 4 categorías en los Oscar, de los cuales ganó uno: el de mejor sonido. Sin embargo, no tuvo tanta suerte en los premios BAFTA, en los que obtuvo 5 nominaciones, pero ningún premio.
  • En 2016, Nike comenzará a comercializar las zapatillas autoajustables, características del protagonista de la saga. Serán edición limitada y solo se podrán obtener mediante subasta.
  • El coche más famoso del cine, el DeLorean, se intentó comercializar y, aunque fue un fracaso a nivel operativo, en la actualidad sus dueños cuentan con un auténtico objeto de coleccionista cuyo valor asciende a cifras estratosféricas.
2162754778_9544d707a3

Marty Mcfly y Doc junto al DeLorean en Regreso al futuro II | Flickr

Y para los que sean verdaderos apasionados de Doc y McFly, aquí os dejo un test de El Confidencial para averiguar hasta qué punto sabéis sobre las películas:

Fuentes utilizadas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s